Clonazepam laboratorio Rospaw - ansiolitico

Clonazepam Rospaw

0,5 y 2 mg. Envases x 30 y 60 comprimidos birranurados.

FórmulaAcción terapéuticaPosologíaPrecaucionesContraindicacionesReacciones adversas

Cada comprimido birranurado contiene:
Clonazepam Rospaw 0,25mg: Clonazepam 0,25mg
Clonazepam Rospaw 0,50mg: Clonazepam 0,50mg
Clonazepam Rospaw 1mg: Clonazepam 1mg
Clonazepam Rospaw 2mg: Clonazepam 2mg.
Ansiolítico. Anticonvulsivante.
CLONAZEPAM ROSPAW esta indicado para el tratamiento de:
Trastorno de angustia (trastorno de pánico) con o sin agorafobia (DSM IV).
Desórdenes convulsivos: solo o como adyuvante en el tratamiento del síndrome de Lennox-Gastaut (variante del petit mal), crisis convulsivas acinéticas y mioclónicas. También puede ser útil en pacientes con crisis de ausencia (petit mal) que no han respondido al tratamiento con succinimidas.
El Clonazepam también esta indicado como fármaco de segunda elección en los espasmos infantiles (Síndrome de West). 
Desordenes de Pánico:
Adultos: La dosis inicial es de 0,25 mg 2 veces al día. Un aumento de esta dosis, para muchos pacientes puede ser de 1 mg/día después de 3 días. y en esas instancias la dosis se puede aumentar de 0,125 a 0,25 mg (2 veces al día) cada 3 días hasta controlar los desordenes de pánico o hasta que los efectos adversos aumenten en forma indeseada. Dosis maxima: 4 mg/dia. Para reducir el inconveniente de la somnolencia, es recomendable administrar la dosis a la hora de acostarse.
El tratamiento debe discontinuarse gradualmente, disminuyendo 0,125 mg cada 3 días, hasta retirar completamente la droga.
Desórdenes Convulsivos:
Adultos: la dosis inicial para adultos no debe exceder 1,5 mg/día dividido en tres dosis. La dosis puede aumentarse de 0,5 a 1 mg cada 3 días hasta que las convulsiones sean adecuadamente controladas o hasta que los efectos adversos impidan seguir aumentando la dosis. La dosis diaria máxima recomendada es de 20 mg.
Niños: En orden de minimizar la somnolencia, la dosis inicial para bebes y niños (hasta 10 años o 30 Kg. de peso) debe ser entre 0,01 y 0,03 mg/Kg./día pero no exceder 0,05 mg/Kg./día divididos en 2 ó 3 dosis. La dosis se debe aumentar pero no más de 0,25 a 0,5 mg cada 3 días hasta alcanzar una dosis diaria de mantenimiento de 0,1 a 0,2 mg/Kg. de peso, salvo que las convulsiones estén controladas o que los efectos colaterales impidan continuar con los aumentos graduales.
Pacientes con trastornos renales y/o hepáticos: generalmente se utiliza la mitad de las dosis habituales, o el médico resolverá la dosis a suministrar. Administrar con precaución.
Los síntomas de abstinencia cuando se discontinúa el Clonazepam en forma abrupta, son similares a los de los barbitúricos y el alcohol (convulsiones, psicosis, alucinaciones, desórdenes de conducta, temblores, calambres abdominales y musculares).El Clonazepam debe usarse con especial cuidado en la ataxia espinal o cerebelar, en caso de intoxicación alcohólica aguda, si el paciente esta recibiendo otros fármacos antiepilépticos, hipnóticos, analgésicos, agentes neurolépticos, antidepresivos o litio, si hay severo daño hepático (Ej.: cirrosis del hígado) o si el paciente sufre apnea del sueño.
Los pacientes de edad con enfermedad preexistente del sistema respiratorio (Ej.: enfermedad pulmonar obstructiva crónica), del hígado o renal o que reciben tratamiento con otras medicaciones de acción central o anticonvulsivante (antiepilépticos) requieren un ajuste posológico muy cuidadoso. El Clonazepam puede producir un aumento de la salivación. Por ello y la posibilidad de depresión respiratoria, debe ser usado con precaución en pacientes con enfermedades respiratorias crónicas.
Empeoramiento de las convulsiones: cuando se usa en pacientes en los cuales coexisten varios tipos diferentes de desordenes convulsivos, el Clonazepam puede aumentar la incidencia o precipitar al inicio de una convulsión tónica-clónica generalizada (grand mal).
Esto puede requerir la adición de un anticonvulsivante adecuado, o aumento de su dosis. El uso concomitante con ácido valproico puede producir estados de ausencia.
Durante la terapia por largos periodos se recomienda control de la función hepática.
Cuando se retira abruptamente el Clonazepam, particularmente en pacientes en los que se suministro altas dosis durante largos periodos, puede precipitar un estado epiléptico. Por lo tanto es esencial retirarlo gradualmente y sustituir simultáneamente con otros anticonvulsivantes.
La epilepsia y otras patologías para las que se prescriben dogas antiepilépticas están por si mismas asociadas a la aparición de pensamiento y comportamiento suicida., por lo cual si estos síntomas aparecen el médico deberá evaluar si los mismos son a causa del tratamiento o a la misma enfermedad que esta siendo tratada.
Si el Clonazepam se utiliza durante el embarazo, o si la paciente queda embarazada durante el tratamiento, se le deberá advertir sobre el riesgo potencial para el feto. El médico evaluará la relación riesgo/beneficio en caso de ser estrictamente necesario.
La seguridad y efectividad no ha sido establecida en pacientes menores de 18 años con desordenes de pánico.
El Clonazepam puede disminuir las reacciones en tal forma que la capacidad para conducir un vehículo u operar una maquina esta seriamente afectada.
Clonazepam Rospaw no debe emplearse en pacientes con hipersensibilidad conocida al Clonazepam o a alguno de los excipientes, en enfermos que dependan de medicamentos, drogas de abuso o alcohol, o en pacientes afectados de miastenia gravis, glaucoma de ángulo estrecho o con daño hepático significativo.
Los más frecuentes son los relacionados con la depresión del SNC, cansancio, fatiga, mareos y cefaleas leves.