GNO / Morfina

Analgésico opiáceo.

FórmulaAcción terapéuticaPosologíaContraindicacionesAdvertenciasREACCIONES ADVERSAS
Cada comprimido contiene:

GNO 30mg: Clorhidrato de Morfina 30mg
GNO 60mg: Clorhidrato de Morfina 60mg

Analgésico opiáceo.
GNO esta indicado para el tratamiento del dolor moderado a severo.
La dosis oral usual para un adulto es de 7,5 a 30 mg. de morfina cada 4 horas o como lo indique el medico. Si la dosis inicial de morfina es insuficiente (el paciente continua con dolor), la dosis debe ser gradualmente incrementada hasta lograr una analgesia aceptable.
Hipersensibilidad a la morfina, insuficiencia o depresión respiratoria, depresión severa en el SNC, ataque de asma bronquial, falla cardiaca secundaria a la enfermedad crónica pulmonar, arritmias cardiacas, hipertensión cerebroespinal o intracraneal, tumor cerebral, alcoholismo agudo, delirium tremens, desordenes convulsivos, después de la cirugía del tracto biliar, sospecha de cuadro abdominal agudo quirúrgico, anastomosis quirúrgica, uso concomitante con inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO) o dentro de los 14 días de haberlos suspendido. 
Con la administración repetida de morfina puede ocurrir dependencia física y su uso puede estar asociado con el desarrollo de dependencia psicológica.
Se debe utilizar con precaución en casos de enfermedad pulmonar obstructiva crónica y en pacientes que tienen una reserva respiratoria disminuida, hipoxia, hipercapnia o depresión respiratoria.
La morfina puede disminuir las habilidades físicas y mentales requeridas para el cumplimiento de tareas potencialmente peligrosas tales como conducir un auto u operar una maquina.

Embarazo y lactancia:
La morfina no debe ser usada en mujeres embarazadas antes del trabajo de parto, a menos que los beneficios potenciales sobrepasen los posibles peligros.
El uso seguro en el embarazo antes del trabajo de parto no ha sido establecido con respecto a posibles efectos adversos en el desarrollo del feto.
Como la morfina se excreta por la leche materna, puede ocurrir una depresión respiratoria en los recién nacidos.

Las mas frecuentemente observadas son sedacion, nauseas, vómitos, constipación y transpiración.
Las acciones menos frecuentemente observadas son debilidad, dolor de cabeza, agitación, euforia, nerviosismo, rigidez muscular, desorientación, trastornos visuales, insomnio, sequedad de boca, anorexia, retención de orina, urticaria, prurito, taquicardia, bradicardia, palpitaciones, hipotensión, hipertensión.