Rospaz - ansiolitico de laborato Rospaw

Rospaz / Alprazolam

Alprazolam 0,5 mg, 1mg, 2mg – comprimidos

FórmulaAcción terapéuticaPosologíaContraindicacionesAdvertencias

Cada comprimido contiene:
Rospaz 0,5 mg: Alprazolam 0,5 mg;
Rospaz 1 mg: Alprazolam 1 mg;
Rospaz 2 mg: Alprazolam 2 mg..
Tranquilizante. 
Según indicación médica.
La dosis óptima de Alprazolam deberá individualizarse en base a la gravedad de los síntomas y la respuesta individual de cada paciente. La dosis usual (ver tabla), llenará las necesidades de la mayoría de los pacientes. En algunos pacientes que requieren dosis altas, el aumento deberá efectuarse cuidadosamente para evitar la aparición de efectos adversos. En general, los pacientes que no han recibido previamente medicación psicotrópica, requerirán dosis algo menores queaquellos que han sido tratados previamente con tranquilizantes menores, antidepresivos o hipnóticos o aquellos que tienen antecedentes de alcoholismo.
La dosificación deberá reducirse si se presentan reacciones secundarias.
ROSPAZ está contraindicado en pacientes que se conoce son susceptibles a las benzodiazepinas.
Al igual que con otros medicamentos que son activos sobre el Sistema Nervioso Central, los pacientes que reciben ROSPAZ deberán ser advertidos de que no operen vehículos o maquinarias peligrosas hasta que no se haya establecido que no presentan somnolencia o mareos mientras reciben la medicación.
Al igual que con otras benzodiazepinas, el tratamiento con Alprazolam no debe interrumpirse abruptamente. La dosificación deberá disminuirse gradualmente para evitar la posibilidad de aparición de efectos indeseables. Estos pueden ir desde una leve disforia e insomnio, hasta calambres musculares, cólicos intestinales, vómitos, sudoración, temblores y ocasionalmente convulsiones.
Esta serie de signos y síntomas, especialmente los más serios, ocurren en pacientes que han recibido altas dosis por largos períodos de tiempo. Pero como se han reportado también estos síntomas en pacientes que recibían benzodiazepinas en dosis terapéuticas, es aconsejable no interrumpir bruscamente el tratamiento y efectuar una lenta disminución de la dosificación. 
No se recomienda el uso de Alprazolam en pacientes cuyo principal diagnóstico es esquizofrenia. Los individuos que tienen inclinación a abusar de drogas, tales como los alcohólicos y los que se conocen como adictos a drogas, deberán ser cuidadosamente observados cuando reciben benzodiazepinas, ya que tales pacientes tienen predisposición a habituarse y a depender de drogas. Deberán observarse las precauciones habituales para el tratamiento de los pacientes con función renal o hepática disminuida. No se ha establecido aún la seguridad y eficacia de Alprazolam en niños ni en menores de 18 años.
Interacciones del fármaco clínicamente significativas:
Las benzodiazepinas, incluyendo Alprazolam, producen efectos depresores adicionales en el Sistema Nervioso Central cuando se administran conjuntamente con drogas tales como barbitúricos o alcohol.
Carcinogénesis: No se observó evidencia carcinogénica en ratas, en estudios con Alprazolam durante 24 meses.
Embarazo: En varios estudios se ha sugerido un aumento de los riesgos de malformaciones congénitas asociados con la ingestión de tranquilizantes menores (clordiazepóxido, diazepam, meprobamato), durante el primer trimestre del embarazo.
Como el Alprazolam es un derivado de las benzodiazepinas, deberá usarse en las mujeres que estén embarazadas o que pueden quedar en ese estado, solamente cuando sea claramente necesario y se prevea que el beneficio para la paciente sea más importante que el riesgo potencial para el feto.
Lactancia: Como regla, las pacientes no deberán amamantar mientras estén recibiendo el fármaco, ya que muchos fármacos son excretados en la leche materna.